April 5, 2020

Espejismos

21A1CF98-DE58-47E0-A7E0-8A7B7FB3613F

Esta obra la inicié como un trabajo de ficción, pero en mi mente yo quise plasmar las ideas más concretas sobre la mesa. Es por eso que este trabajo se convierte en más que todo en una reflexión sobre la lucidez y otras cosas de la vida cotidiana.

Reflexionando me he dado cuenta que a veces vamos de prisa por la vida, mirando espejismos que prometen por ciertos momentos una falsa sensación de felicidad. Es fácil adornar la realidad con las cosas que nos gustaría tener. Más fácil aún, estar de acuerdo con la opinión popular para no crear tensión ni crear ningún tipo de argumento.

Vamos pues por la vida como queriendo ser inmunes al dolor y otras cosas. No todo en la vida es color de rosas, sí, hay días fríos. Tan fríos que el gris del cielo nos recuerda nuestra propia tristeza y frustración. Tenemos una sarta de emociones que por más duros que aparentemos ser no podemos olvidarla.

Estamos “bien” entonces con pisotear la idea del amor. La idea de que el sexo nos da la felicidad que anhelamos instantáneamente y que el amor es solo una palabra que usamos a diario sin mayor significado. No me opongo a la libertad sexual pero tampoco quiero entrar en detalles sobre ese tema en este ensayo.

Quiero más que todo analizar los espejismos de nuestras vidas cotidianas. Los que no nos dejan ser quienes realmente somos para experimentar la libertad que merecemos. Vivir y ver cómo el sol se va escondiendo y ver como con un matiz de colores va apagando el cielo alternando a veces entre un naranja y un azul, hasta que se oculta el sol y nos deja ver las estrellas alrededor. Este tipo de cosas son las que pasamos por alto o que pueden llegar a parecer triviales por estar tan involucrados en nuestros propios afanes y problemas.

La vida entonces se nos va, y se nos va de prisa sin realmente poder apreciar la simplicidad de vivir el día a día. Nos consumen la energía los celulares, las redes sociales, los partidos políticos y todas las demás entretenciones. No nos paramos a leer y a pensar porque parar parece más un pecado, cuando hay ciertas cosas que se disfrutan mejor paulatinamente.

Quiero recalcar que yo también he sido una víctima de estas distracciones. Hay momentos en los que por estar en mi celular me habré perdido de algún detalle importante, en el cual alguien tal vez me quería expresar algo importante y yo ignoré a esa persona. No soy perfecto y entiendo que puedo llegar a cometer muchos errores, ya que el errar es de humanos y nuestras emociones a veces pueden llegar a nublar nuestros pensamientos, llevándonos así por caminos no deseados. Bien dicen que el camino al infierno está hecho con buenas intenciones.

Las emociones a veces pueden llegar a ser muy confusas y no puedo llegar a adivinar que es lo que siente y quiere cada quién ya que hablo por mi propia experiencia. Miramos a la soledad como algo negativo cuando en realidad, es uno de los momentos más hermosos que podemos llegar a tener en la vida. El ver a la soledad como algo negativo es un espejismo de la sociedad. Un espejismo que nos lleva a otros, como lo son las redes sociales. Las redes que nos invitan a participar en la sociedad para no perdernos de esas cosas que tal vez podamos llegar a ver u obtener si tan solo abrimos una cuenta en cualquier red. No me desprendo que estás pueden ser también herramientas para nuestro trabajo y que no sea mal cierto grado de entretención, pero ¿cuánto es mucho y cómo sabemos cuándo parar? Eso lo dejo a discreción de cada quién.

Criticar al amor como si fuera un pedazo de papel con quien cada cual se limpia el culo lo veo mal también a mis ojos. No estoy diciendo que a veces no sea una mierda todo lo que éste nos haga sentir, pero es parte de la vida. No podemos realmente conocernos si no estamos solos, no conocemos alegría si no conocemos la tristeza y así consecuentemente vamos con ciertos polos opuestos para conocer realmente qué es lo que sentimos y qué es lo que cada emoción demanda y nos enseña a la vez.

Pienso entonces que si nos dejamos llevar por la opinión popular no podremos tener el conflicto que necesitamos para conocernos mejor. Con la medida que va el tiempo, si aprendemos a analizar rápidamente las cosas podremos ver que la mayoría del tiempo (no todas) podremos controlar nuestras acciones antes de cegarnos por ira o enojo.

Hay gente que va por allí con ínfula de intelectual, cuando lo que una gran intelectual me dijo fue “Lo primero es aceptar que uno es idiota y de allí la vida es más fácil”.

Que razón tenía. La verdad es que si nos creemos intelectuales y nos cubrimos con este manto de que lo sabemos todo nunca vamos a llegar a ningún lado. En vez pienso, mejor sería enfrentar el futuro con ansias, aprendiendo del día a día y aceptando también nuestras emociones, tal vez no podamos controlarlas a veces, pero es importante el entender el por qué estamos sintiendo lo que sentimos.

Suelo no escribir ensayos, pero algo en mí me impulsó a hacerlo. No sé por qué, pero si sé que tenía que plasmar esto de alguna manera u otra. Escribiré pronto de otros temas ya que siento que puedo escribir mucho más de este, pero quiero terminar aquí.

Animando a todos mis lectores a abrir los ojos del entendimiento y a buscar la verdad por medio del conocimiento, solo así se irán los espejismos de nuestras vidas y el manto de la ignorancia el cual nos ciega la vista, se caerá.

 

 

1 Comment

  1. Me pareció muy interesante el ensayo, pienso que estamos muy mal programados los Humanos, por eso el mundo está, somos como títeres en esta sociedad por eso e aprendido a estar en el aquí y ahora no ir al pasado y tampoco preocuparme mucho del futuro ya que es incierto. En fin hay mucha tela que cortar en este tema !! Gracias por compartir tus ensayos 💙

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *